<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d31360826\x26blogName\x3dYo+no+leo+a+Enrique+Dans\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://yonoleoaenriquedans.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://yonoleoaenriquedans.blogspot.com/\x26vt\x3d7134446627991517218', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

9. Las Bloguerras (Blog Wars)

Hoy me han vuelto a amenazar, en plena calle Gran Vía de Madrid. Y les da igual que la calle esté abarrotada de gente. Ellos no respetan nada. Actúan con total impunidad.

Esta vez ha sido en un semáforo. Se acababa de poner en verde para los peatones, y una marabunta de personas cruzábamos el asfalto. El sonido auditivo para invidentes empezó a repetir su monótona secuencia de pitidos. De repente, la secuencia se empezó a acelerar, y los pitidos se iban haciendo menos agudos, hasta que se pudo escuchar cláramente un mensaje humano:

"Deja de bloguear, Pablo. Te estamos siguiendo. También a tu familia."

Mi corazón se puso a cien. No conseguía inspirar todo el aire que mis pulmones me demandaban. A mi alrededor, nadie parecía interesarse por el mensaje del semáforo. Alguien tenía que haberlo escuchado. En la otra acera, dos perritos cachorros empezaron a aullar insistentemente, mientras su dueño, un mimo callejero, intentaba calmarlos.

-Ellos también lo han oído -pensé-. Las Bloguerras han vuelto a empezar. Hay que salir de aquí -no me podía quitar de la cabeza la imagen de un enorme "cyblog" arrasando toda evidencia de vida humana-.

Las "Bloguerras" (Blog Wars) comenzaron allá por el año 2000. Como todas las guerras del ser humano, esconden el ansia de sus participantes por asegurar su existencia y su porvenir.

Y es que la blogosfera no es tan distinta al mundo real: para garantizar la supervivencia, el objetivo es aparecer en las primeras posiciones de los buscadores (Google, Yahoo!, MSN, Technorati...), y así conseguir ser visitado y leído por un elenco de seguidores que te den respaldo moral y otras veces económico (pej mediante AdSense...).

En las Bloguerras hay dos tipos de combatientes: los blogs imperiales 1.0 y los blogs rebeldes 2.0. Todos ellos luchan por las primeras posiciones de los buscadores a la vez que intentan reclutar al mayor número de seguidores.

Los blogs imperiales 1.0 o "cyblogs", pertenecen a un modelo de Internet antiguo, son simplemente comerciales o se constituyen como plataformas para hacer dinero. Y aunque son manejados por humanos, detrás no tienen alma. Seguro que se os vienen a la cabeza muchos. También los periódicos online pertenecen a este bando.

En cambio, los blogs rebeldes 2.0 son representaciones online de los seres humanos que los escriben. Son la imagen digital de personas de carne y hueso, y su objetivo económico no es tan evidente. Son más vulnerables, y subsisten gracias a su credibilidad y el apego de sus seguidores, en un intento por arrebatar a los blogs imperiales las primeras posiciones de los buscadores.

¿Podremos los rebeldes aguantar las embestidas de los precisos autómatas imperiales? Ojo sobretodo a los autómatas que se disfrazan de blogs personales y que no dudan en hacerse pasar por humanos: esos son los más peligrosos y deben ser combatidos.

Blogueros: seamos fuertes, y unamos nuestras fuerzas contra los androides imperiales que pretenden dejarnos fuera de la conversación. El mundo online necesita diversidad e individualismo. Que las voces sigan proviniendo cada vez de más lugares, para hacer nuestra la Internet 2.0

En los pasados años resistí junto a otros muchos blogueros los ataques imperiales. Mi aportación intentó ser lo más efectiva posible, incluso luchando desde 10 flancos distintos con otros tantos blogs. Ya conocéis, los que me seguís, que el cansancio físico y mental ha estado a punto de apearme de esta batalla.

Quiero anunciaros la buena nueva: estáis asistiendo al retorno del Rey, Pablo Guero, para seguir librando la batalla contra la amenaza imperial.

Sé que en las mismas filas de los blogs personales 2.0 podré recibir puñaladas traperas por la espalda, y ser menospreciado por mis semejantes, pero confiad en mí para dirigiros hacia la libertad...!!!

¡Alegría!

Etiquetas:

“9. Las Bloguerras (Blog Wars)”

  1. Blogger rafamontoya Says:

    Cuenta conmigo para luchar por la personalización de los blogs. A por ellosss, oooeee... Jaja...

  2. Blogger MadHatter Says:

    Peculiar diseño para un blog de estas características...un día de estos deberías de darme la receta mágica para plagiarte.

    He estado leyendo unas cuantas entradas y esta me ha gustado en particular. Reitero el particular.

    SHEMHAMFORASH
    http://comosercomomago.blogspot.com/

todos los capitulos

amigueros

blogsario

qué es un blog&rol

buscar

últimos consejos

blogmaster